Conozca más su negocio. Tome mejores decisiones.

Usualmente, a la hora de conversar sobre soluciones basadas en conceptos de “Internet de las Cosas” se puede observar un gran foco en la tecnología de acceso usada, en otras palabras, ¿cuál tecnología se impone como la más viable para dicha aplicación? Sin embargo, en realidad, la adopción de estas arquitecturas tiene que ver más con resolver retos operacionales que las empresas encaran con sus soluciones legadas.

Entrando en un poco más de detalle con un ejemplo práctico, como la preservación de cadena de frío en la industria de alimentos, se puede observar que más allá de obtener mediciones de temperatura periódicas expuestas en tiempo real a las aplicaciones que consumen estos datos para presentarlas al usuario, los retos de las personas que manejan la operación diaria son mucho más tácticos como lo son:

¿Es la alerta que recibo relevante para lo que sucede rutinariamente en mi empresa?

¿Estoy en la capacidad de probar que mis sensores están calibrados satisfactoriamente?

¿Puedo demostrar a mis clientes y proveedores que la cadena de frío se ha preservado satisfactoriamente?

¿Puedo adaptarme a cambios en la demanda de monitoreo de variables que hagan mis clientes?

En Imagunet, encaramos estos retos con una visión pragmática en los tres (3) frentes de la arquitectura que se muestran en la figura:

Arquitectura abstracta

En primer lugar, la red de acceso a usar tiene que ser flexible; existen casos donde una red propietaria (como la red FHSS sobre 900 MHz con Encrypt-RF que emplea nuestro socio, Monnit) es ideal o donde será preferible adoptar tecnologías más abiertas basadas en LPWAN (Low-Power wide-area networks como LoRA o SigFox) e -incluso- usar combinaciones, como casos, en donde el acceso de corto alcance se provee con tecnologías propietarias y de acceso a aplicaciones se soporta sobre LTE-M (estandarizado por 3GPP).

En segundo lugar, la infraestructura que soporta la lógica de las aplicaciones debe ser elástica tanto en costo transaccional (¿cuánto cuesta procesar los datos capturados por los sensores?) como en escalabilidad (¿cuáles servicios de TI son los correctos para la aplicación?). Pareciera que los proveedores de nubes públicas como nuestro socio, AWS y otros como Microsoft Azure o Google Cloud están muy adelantados en visión y capacidad de ejecutar, por lo que la mayoría de los despliegues exitosos consumen servicios de TI de estos proveedores.

Finalmente, y no menos importante, la aplicación debe buscar resolver los problemas operativos de los clientes en todas las dimensiones. No sólo en proveer data en tiempo real sobre el entorno o el activo monitoreado pero automatizar la mayor cantidad de tareas para liberar al personal de tareas rutinarias sin sacrificar agilidad para proveer alertas que requieran de acciones rápidas.

En Imagunet, tenemos bastantes casos de uso que reflejan esta mentalidad a la hora de diseñar soluciones para nuestros clientes. Estudiemos un caso pero, manteniendo en mente el escenario que vimos anteriormente de cadena de frío para alimentos. Ahora, cambiemos de industria y pasemos a farmacias/droguerías:

Hacer un seguimiento de las muestras de sangre o de medicamentos de alto costo puede ser una tarea difícil. Mantener la temperatura óptima en los refrigeradores garantiza que las muestras y/o medicamentos se almacenen dentro de los parámetros regulados. Si la temperatura se mueve por encima o por debajo del rango óptimo muy ajustado, puede ocurrir un deterioro costoso.

Nuestra solución propuesta usaría la misma arquitectura de sensores y aplicaciones que ha ahorrado a empresas de alimentos cientos de miles de dólares en deterioro de inventario.

Pero el cambio es operativo, se enfoca en asegurar la auto-calibración permanente de los sensores y proveer una respuesta confiable que permita rastrear y monitorear todo lo que desee dentro de su laboratorio/farmacia/droguería, alertando a las personas indicadas para prevenir la pérdida.

Comparando ambas industrias, vemos que las capas de acceso e infraestructura son idénticas (ver figura) pero los requerimientos operativos de la aplicación tienen prioridades distintas orientadas a las decisiones que cada negocio requiere tomar para mejorar sus procesos y minimizar pérdidas.

Arquitectura detallada

En conclusión, la implementación de soluciones basadas en arquitecturas de “Internet de las Cosas” o IOT es un cambio inexorable en la operación de todas las empresas. Sin embargo, el éxito de esto proyectos y el retorno positivo de la inversión viene más de un diseño consciente de extremo a extremo (acceso, infraestructura y aplicación) más que la selección de una tecnología sobre otra.

En Imagunet, vamos a estar profundizando mucho más en este tema a lo largo de una serie de Webinars que vamos a estar dictando de forma reiterada. De igual forma, siempre estamos disponibles para conversar – de forma más puntual – sobre las necesidades de cada industria.

1 Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>